Capitulo 7. “La vida en el Cristal”

Ha pasado una semana desde la llegada de Alliance al planeta Saiyan. El cual, se veía incandescente por los rayos solares que pegaban en la atmósfera, algunos decían que era por los sistemas terraform que los Tsufur habían puesto desde tiempos antiguos. En el transcurso de los días, Alliance llevó la esfera de dos estrellas a un equipo de investigadores para someter a prueba el intrigante objeto que era motivo de mucha curiosidad para el.

 -Mi señor Alliance tenga por seguro que le tendremos resultados de nuestra investigación, nuestro equipo es el más capacitado de todos-

Tras muchas horas exhaustivas de trabajo y analizadas por enormes y complejas máquinas, las pruebas arrojaron un descubrimiento que dejaron estupefactos a los científicos: La esfera dentro de si, llevaba lo que parecía ¡un feto humanoide! Entonces, Alliance convino con ellos de que debían guardar en secreto la investigación, que por ningún motivo debían divulgar absolutamente nada.

-Es muy extraño que un feto pueda sobrevivir sin oxigeno alguno, solo que esta esfera contenga liquido miótico por dentro que le permita subsistir-

 Al siguiente día, los científicos continuaron con su labor, el siguiente paso era hacer reaccionar de algún modo al embrión, así que decidieron probar con un amplificador reactivo, que no era más que un medio de pulsos electromagnéticos. No tardaron mucho en darse cuenta que eso a la postre les llevaría a su muerte: Efectivamente, el feto reacciono a la pulsación, abrió uno de sus ojos y la esfera comenzó a emitir una luz cegadora.

 -¿alguno de ustedes tiene poder?- Los asustados científicos no podían dar crédito a lo que estaban escuchando, la voz se asemejaba a la de un niño de tres años, pero a la vez era perfectamente entendible, sin embargo ellos no respondieron nada.

 -Les vuelvo a preguntar… ¿ustedes tienen el poder?- Uno de ellos en acto de desesperación  elevó la potencia al amplificador y disparo en contra de la esfera. De pronto, la voz que era un tanto calmada se torno a un grito desgarrador.

 -¡Ustedes no tienen poder!- Repentinamente un espeso vapor comenzó a emanar de la esfera de cristal, inundando en segundos el lugar en donde ellos estaban. Sus cuerpos comenzaron a resquebrajarse como si fuesen finos cristales. Los gritos llegaron hasta donde Alliance, que se encontraba muy cerca del cuarto de experimentos. Al entrar era ya demasiado tarde, sus ojos presenciaron algo increíble, las figuras que antes eran  humanas comenzaron a fragmentarse en mil pedazos, hasta crujir y caer estrepitosamente al suelo. Un ruido ensordecedor dejó mudo por unos segundos al  Saiyan, hasta que, algo lo sacó de su trance.

 -¿Qué es este vapor?- Sorpresivamente, los gases que habían penetrado la estancia no afectaron en lo absoluto a Alliance, quien rápidamente se percato que la esfera era la culpable de esas terribles muertes. Así que la tomo consigo y salio volando a todo velocidad de ese lugar.

 Por fin se detuvo en lo que parecía una gran isla desértica, ubicada a unos 2000 km del Laboratorio de Investigación y observo detenidamente a la esfera, nuevamente el feto abrió su ojo izquierdo y le pregunto  a Alliance:

 -¿Tú tienes poder?-

 Mientras tanto en un planeta deshabitado muy cercano al Planeta Saiyan. Se encontraban rostros conocidos: Bijain y los hermanos Kazama.

 -¡Eh Bijain! ¿Cuánto tiempo mas vamos a esperar en ese planeta de porquería?-

-Kasuki, ese chiquillo esta cerca de la puerta de la muerte si no llegase a elevar su poder mas allá de lo me mostró durante nuestra pelea?-

-¡¿Qué?! Más despacio- Bijain haciendo un gesto de molestia le repitió que Alliance estaba a punto de despertar al Dragón de las dos estrellas o muy cerca de morir.

Le explicó que la naturaleza de ese dragón era la de un poderoso gas letal que al contacto con la piel orgánica, la despedazaba rápidamente.

-Sin embargo- Interrumpe Sogetzu –Hay algo que nos debería preocupar mas…-

-Así que también lo has sentido- Kasuki no sabia a lo que Bijain y su hermano hablaban. Ellos comenzaron a comunicarse mentalmente, habían sentido ya la presencia de cinco entidades poderosas que rivalizaban con sus habilidades.

 La preocupación de Sogetzu se basaba en que aun faltaba un posible portador para la última esfera. Son un total de siete esferas que contienen a los siete espíritus de los dragones, sin embargo, Caos solo ordenó a Bijain (el primer portador) que buscara a cuatro portadores mas y que dejara a la esfera de una y cinco estrellas libres, ya que estaban reservadas para seres que aun no habían nacido y que en un futuro iban a ser importantes instrumentos de venganza.  La búsqueda de Bijain duró muchos años, fue testigo de cómo decenas de candidatos murieron fulminados al no contar con el poder necesario para despertar a los espíritus de los dragones. Solo Sogetzu y Kasuki pudieron lograrlo, no obstante, casi les cuesta la vida. Así que Bijain había llegado a convertirse en el oráculo provisional de Caos, el estaba encargado de cuidar el descanso de su Señor y preparaba el camino para el cuando el nuevo portador naciese, por ello debía cuidar y estar atento a la emanaciones de poderes de todos los seres de ese universo para poder localizar la raíz genealógica de donde naciera ese poderoso ser que seria capaz de contener el poder de Caos.

-Bijain…los que llegaron a este universo desde hace días se han dispersado por esta galaxia, solo dejaron a uno en el planeta de ese Saiyajin- Kasuki también lo ha sentido.

 Planeta Saiyan, Palacio de Ruiar

 Los seres, tal como dijo Kasuki, se habían dispersado por los planetas cercanos, su manera de operar era sencilla: Solo debían localizar a los seres que poseyeran un poder sobresaliente e interrogarlos para saber del paradero de Caos. Por ello, se aliaron con Ruiar para que les mostrase los posibles lugares ya que su habilidad para localizar cosmos a gran distancia no era muy buena.

 -Kasuki…tienes razón…Bijain se aproxima una nave-

-Detecto que solo un tripulante posee un gran poder… ¿que es lo que buscan en este miserable planeta?-

 Ellos resolvieron que no había caso que ellos se quedaran en ese lugar así que decidieron irse. Con el movimiento del brazo de Bijain, este, rasgó el aire para abrir una especie de agujero de gusano. Sin embargo Kasuki rehusó ir con ellos, argumentando que quería comprobar el poder de esa entidad.

 -Solo te pido algo…no mueras, yo seré el que te derrote, no lo olvides Kasuki-

-No hermano, no lo olvidaré-

-Kasuki, una cosa mas…-

-Si Bijain, lo se, la esfera que traigo, descuida, que no la perderé-

 Finalmente la nave aterrizo en las lejanías de un paisaje deshabitado

 -¿Estás seguro que en este lugar encontraremos a la persona que buscamos?-

-Si mi señor Meleagro- Meleagro de la armadura de la Caza, Segundo al mando de la armada de Ares, un tipo alto, de cabello corto, de mirada profunda. La armadura que porta trae una gama de armas de guerra.

 -Tu vida está en mis manos Ruiar, mas te vale que encuentre lo que estoy buscando- Ruiar comenzó a sudar copiosamente, ya que la presencia de Meleagro es impactante. En su mente se decía a sí mismo, cómo pudo haberse metido en eso, aunque él sabía que no tenia opción. Por lo pronto  lo único que desea Ruiar era encontrar a aquella persona que los Saiyajins no habían podido someter.


Anuncios
comentarios
  1. Zorro No Seinto dice:

    Quiero pensar que esos seres que contactarona Ruiar son Dioses ?

  2. elhazardmx dice:

    Pues no son dioses en si, a lo largo de la serie se explicara por si mismo quienes eran. Ahora estamos a punto de ver nuevos guerreros a escena, espero que te gusten 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s