Capitulo 24. “Los ojos del pasado”

Época actual, batalla entre Sogetsu y Nerianne

 

 

— El debe tener alguna debilidad—mascullaba Nerianne, pero aparentemente no la había, Sogetsu mantenía su mente quieta llena de determinación.

 

— ¡Abuelo abuelo!— Gritaba lleno de emoción el pequeño namekiano. Era asombroso ver como peleaba Sogetsu quien una vez más hizo explotar su ki.

 

— ¡Ahí viene de nuevo! — Dijo Nerianne quien de nueva cuenta dio un salto hacia atrás para tomar impulso. En segundos ambos guerreros estaban envueltos en intercambio de golpes y esquivos. Nerianne se protegía como podía, su cuerpo entero estaba sumido en la danza de la sobrevivencia, si bien era cierto que su coraza era tan o más fuerte que una protección dorada, no se aventuraba a dejarse tocar por el filo de la espada sedienta de Sogetsu. Ninguno de los dos cedía un solo  centímetro, los movimientos eran sumamente veloces, imposibles para el ojo humano seguir la secuencia de golpes.

 

Nerianne se había vuelto más fuerte, de hecho, durante la batalla contra Adonis, supuso que sería fácil la pelea después de haber ejecutado su “raqs sharqi  pero el exceso de confianza hizo que casi perdiera la pelea.

 

— ¡Cinturón Mágico!

 

El cinturón que Nerianne portaba en su cintura, se iluminó y de él salió un gran disco traslucido con un ojo en medio. Todos los tajos que realizaba Sogetsu dieron directamente con la protección de la berserker.

 

— ¡Cinturón Mágico!

 

Los discos desaparecieron para dar lugar a una gran serpiente oscura con líneas doradas. Esta salió como relámpago directo hacia Sogetzu quien al ver la velocidad de la criatura afianzo toda su fuerza hacia su sable llamado “Dragón Azul”.

 

El filo del sable de Sogetsu, partió por la mitad a la serpiente, sin embargo, los restos de esta tomaron vida, cosa que sorprendió al portador de las esferas. Las nuevas serpientes rápidamente clavaron sus colmillos ante un indefenso Sogetsu.

 

Eres mío Dijo Nerianne quien en cuestión de fracciones de segundos apareció delante del cuerpo inerte de Sogetsu. Ella acerco sus labios para besar al portador de la esfera pero al tocarlo el cuerpo de Sogetsu se convirtió en agua.

 

— Moon Glow. Nerianne no contaba con la reacción rápida de Sogetsu quien apenas le dio tiempo de crear un clon de agua. De ese modo pudo escapar ante las mordeduras mortales de las serpientes. En menos de un pestañeo, Sogetsu liberó del suelo un gigantesco geiser que golpeo de lleno a Nerianne lanzándola por los aires a una increíble altura. La victoria le sonreía al servidor de Caos. Solo bastaba que su sable encontrara la carne mallugada de su enemigo para destrozarla.

 

Un aterrador ki se concentró en el sable de Sogetsu. Preparo su pavoroso ataque llamado New Moon que consistía en concentrar todo su poder en el filo de su sable. Era su intención rebanar en los aires a su presa. Pero las cosas tomaron un giro distinto…

 

— ¡Sogetsu! — Se escuchó un grito ahogado, de miedo. ¡Era Nerianne pero sin su modo Berserker! Se hallaba parcialmente desnuda, se había despojado de su armadura cuando fue elevada por los aires. Se había separado intencionalmente de su coraza  para engañar a su enemigo y tomar ventaja. Ella había aprovechado la brisa producto de la inmensa columna de agua que había cubierto parcialmente el cielo, Nerianne era veloz, de modo que pudo escapar sin que Sogetsu se diera cuenta. Ahora ella tenía la ventaja, tenía en su poder al Patriarca Namekiano. Amenazaba con degollarlo. El niño que se encontraba con el anciano apenas y alcanzó a gritar para alertar a Sogetsu.

 

¡Ahora sabré que tan valioso es la vida de este gordo! Gritó retadoramente Nerianne. El ambiente era sumamente tenso. El patriarca Namekusei tragó saliva. No sabía que reacción iba a tener Sogetsu. Este detuvo su andar mirando fijamente los ojos de Nerianne, los segundos pasaban lentamente. Finalmente, Sogetsu soltó su sable. Una suave brisa recorrió el lugar, traía olor a muerte. Sogetsu camino lentamente hacia donde estaba Nerianne sin emitir ni una sola palabra.

 

Es un tipo hermoso, interesante, pensó Nerianne ver de cerca a Sogetsu, admiraba el físico de él, los cabellos de este se levantaban con la suave brisa, no había ninguna gota de su sudor, lo cual quería decir que no estaba cansado. De su pecho llamaba la atención la esfera de estaba sorprendida de la manera en que administraba su energía. Y la esfera en su pecho era aun más intrigante.

 

¡Rápido!Demando la berserker. El rostro de Sogetsu no expresaba nada, parecía que carecía de sentimientos, sus ojos mostraban una ausencia. Esto pareció desesperar más a la berserker.

 

Acércate…que quiero probar tus labios La defensa de Nerianne se ablandó, extendió sus manos para tomar el rostro de Sogetsu, cosa que este aprovechó para tomarla del cuello y separarla del patriarca. Ella sonrió: Tonto, te dije que eras mío… ¡Cinturón Mágico!

 

Sogetsu giró su cabeza y miró que la armadura de Nerianne estaba detrás de él, era como si tuviera vida propia porque en la guantera tenia sujetando un disco filoso que amenazaba con herirlo.

 

Pronto Sogetsu se dio que era una trampa pero era demasiado tarde, al momento de girar su cuerpo, se encontró con los labios mortales de Nerianne. No pudo separarse de ella. Era como si su cuerpo entero estuviera siendo paralizado. El tiempo se detuvo abruptamente, el viento dejo de soplar y Nerianne supo la verdad. La verdad detrás de Caos y de las esferas:

 

Hace un mes.

 

Tres formas humanas iban caminando por un gran desierto, la temperatura era alrededor de 60 grados sobre cero, sin duda alguna algo insoportable para un ser humano normal. Pero no así para estos tres personajes.

¡Hemos estado caminado por horas! Dijo uno de ellos visiblemente molesto. El que iba delante de él no hizo caso omiso a las palabras quejumbrosas de su acompañante. El otro personaje miraba fijamente al horizonte.

 

Este es el lugarFinalmente dijo aquel a quien Caos había dejado la misión de custodiar su sueño y de las esferas místicas.

 

¡Ya era hora Bijain!Gritó Kasuki al tiempo que se sentaba en el suelo.

Levántate Ordenó Bijain con voz de autoridad que cualquiera que la escuchara no dudaría en obedecer. En segundos la brisa caliente comenzó a aumentar su velocidad y en poco tiempo se levantó una gran tormenta de arena.

 

¡Oh, lo que faltaba! Kasuki se paró en el acto y cubrió su cara contra la fina arena, que por su velocidad, parecían picaduras de insectos. Pasaron solo unos minutos y la tormenta se detuvo. Sogetsu y Bijain estaban parados gallardamente sobre una duna de arena. Pero no así Kasuki quien salió apenas escupiendo la arena que había tragado. El cielo comenzó a pintarse de un color anaranjado, Sogetsu perdió la concentración continua a causa del poderoso ki  que inundó el lugar, jamás en su vida había sentido algo tan poderoso como en esa ocasión. Un fuerte temblor sacudió el lugar de una manera tan brutal, que toda la arena fue levantada en un solo instante.

¡Otra vez no!Grito Kasuki viendo que toda sabana de arena amenazaba con sepultarlo nuevamente.

 

—Bijain— Era la voz de aquel a quien los dioses exiliaron; el creador de ese universo, el némesis mitológico… ¡Caos! Sogetsu y Bijain estaban flotando entre los aires, en segundos el ambiente cambió drásticamente; era una especie de domo, todo a su alrededor era blanco y digo que parecía domo porque en la parte de arriba de podían ver los inmensos planeta y estrellas pero hacia abajo no había suelo, no había limites. Kasuki apareció presto para colocarse detrás de Sogetsu y Bijain.

 

De quién es esa voz Dijo agitado Kasuki, era un temor que se había apoderado completamente de él.

 

— ¿Estos son los elegidos por los espíritus de los dragones?— Esa fue la pregunta por parte de Caos; años atrás, el había encomendado a Bijain la búsqueda de aquellos seres que pudieran ser dignos portadores de las esferas, poderosos para soportar y dominar a los espíritus de los guardianes, sagaces e inteligentes para no perecer en pelea. Al escuchar a su dios, Bijian se sintió poco avergonzado al ver que solo había conseguido a dos, haciendo un total de tres portadores contando al mismo Bijain. Eso quería decir que restaban cuatro esferas más.

 

 Solo había un último cuadrante de la galaxia del este, en donde podría encontrar a por lo menos a uno más. Pero el solo pensar que los más fuertes de esa galaxia eran la salvaje raza llamada Saijayins, hacia que la desesperanza lo embargara.

¿Habré buscado diligentemente? Se pregunto Bijain; a muchos probó en batalla y todos perecieron, solo dos pudieron mantenerse y esos fueron los hermanos Sogetsu y el atolondrado Kasuki.

 

— ¡Atentos! ¡Escuchen ustedes!— Dijo Caos, cuya voz era tan potente que hacia  retumbar todo el espacio; provocaba estremecimiento y no había forma que huir de él. No cabía la menor duda, si Zeus era el gobernante del universo primero, Caos era el soberano auténtico del nuevo universo. Era una deidad sublime y poderosa, se necesitó de todo el Olimpo para derrotarlo, de toda estratagema, de todo poder y voluntad para derrotarlo. Hoy día está debilitado, posee menos de la mitad de su poder, es por ello que se está apoyando de hombres mortales y de siete esferas místicas productos del llamado Khaoseed*.

 

— Son siete mis esferas, las que sustentan la vida de este universo y condicionan mi futuro advenimiento. Su misión es la de mantenerse con vida, velar mi descanso y erradicar todo lo que se atreva a atentar contra mi—Dijo Caos mientras los tres humanos escuchaban atentamente, la voz parecía venir de distintas direcciones. De súbito apareció un inmenso velo color rojo. Detrás de  él, apareció lo que parecían ser  dos ojos luminosos.

 

—Si uno de ustedes llegar a perder la vida— Continuó Caos quien ahora se encontraba detrás del velo; con voz pausada dijo: —Si uno de ustedes llegase a perecer…mi advenimiento no podrá ser posible nunca más— Esa revelación causó una fuerte sorpresa en Bijain y extrañeza en Kasuki y Sogetsu. No creían que semejante dueño de ese poder, pudiera padecer debilidad, pero la realidad era otra. Poco a poco el poderoso ki fue disminuyendo junto con el blanquecino paisaje.

 

En esta época…dos más…Dijo Caos mientras su voz iba disminuyendo poco a poco

Uno…el saiyajin…llamado Alliance…especial…cuidado…el otro… Las imágenes que veía Nerianne a través de la mente de Sogetsu comenzaban a interrumpirse. Pero ella ejerció más poder para saber cuál era el otro posible portador

 

—El otro…— Nerianne quiso aguzar mas su atención hacia aquel velo, cuando repentinamente paso algo que causo terror en ella, los ojos de Caos, la mirada, ella sintió la mirada de aquella poderosa deidad.

 

Época actual

 

— ¡Imposible!

 

Anuncios
comentarios
  1. Coyote Cojo dice:

    Al fin, después de las vibraciones del gato montés regresamos con la programación habitual.

    Buena pelea entre Nerianne y Sogetsu ¿quien será el otro portador?
    Pero lo que yo quiero saber es si Alliance todavía sigue recuperándose para salir a último momento.

  2. elhazardmx dice:

    Alliance ya esta recuperado, recuerda que esta en su planeta en el probable enfrentamiento contra los soldados de Ruiar, ya vez que lo cacharon saliendo de una base blurniana. En el siguiente capitulo, Alcipe, jefe de los berserkers; al enterarse de la información que obtuvo Nerianne, empezará a mover sus piezas para el enfrentamiento final. ¿Recuerdas a Noel? Muy pronto aparecerá en la guerra contra Caos o contra los berserkers….

    ¿Que te parecio el dibujo de Alliance?

  3. […] Leer aqui « El fin de la vibración Alliance el Saiyan » […]

  4. hades orochi dice:

    buenos siendo 30 de noviembre 2009 a las 18:58 pm, ya me voy, por que ya me arden los ojos de estar leyendo, ya me aventes 6 capitulos, porque me quede en el 18 y hoy em avente hasta el 24, no manches me tarde 2 años para volverlos a leer, por que fue mas o menos como 2 o 3 años que encontre tu fanfic y me puse a leerlo pero solo ivas hasta el 18, ahi me quede, ya hoy por pura “casualidad” me volvie a encontrar tu fic pero ahorasi la guarde en favoritos
    felicidades luego le sigo leyendo, y te amndo mi fic aver que te parece la verdad nunca lo acabe solo escribi como 1 capitulo, pero si me animas loa cabo:)
    saludos y bye cuidese mucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s