Capitulo 14. “Inmundicia”

Planeta Namek

  Que día tan triste abuelito, el señor Bijain de nuevo no vino, ya van dos días que falta.

— Paciencia pequeño, he escuchado rumores que han llegado invasores de otro universo en busca de nuestro Señor Caos, es por eso que el Señor Bijain esta ocupado…pero tan pronto este libre, seguro que vendrá, nos ha encomendado la misión de crear y custodiar un tesoro muy grande: La creación de las esferas del dragón ­ — Respondió ávidamente el Gran Anciano, que así era llamado por todos los de su raza por ser el hombre de mas edad y el mas sabio de todos los Namekianos.

 El planeta Namek es un cuerpo celeste habitable ubicado a 150 millones de kilómetros del la Estrella principal de la galaxia, que es custodiada por el Kaioshin del este bajo la supervisión de Bijain, el que posee el espíritu del dragón de la esfera de siete estrellas. Esto debido a que el mismo Bijain nació en ese planeta y fue criado por el Gran Anciano hasta la edad de doce años, después de ello abandonó el cuidado de los Namekianos para partir en una nave a otros planetas, siendo este muy testarudo y soñador, no le impidieron su viaje, el prometió que regresaría de nuevo a Namek.

 Su regreso fue por demás esperado, regreso siendo un joven adulto, su mirada había cambiado, estaba llena del conocimiento del universo, era evidente que Caos se le había presentado, fue en ese momento en que se convirtió en el primer ser de ese universo en poseer una esfera del dragón. De modo que se convirtió en un mensajero de Caos, ante todo ser vivo, fue el quien visito también a los Kaioshin y les hizo saber la verdad del origen de ese universo.

 Era Bijain un ser sumamente respetado por las razas que lo conocían, muchos veían en el a un verdadero dios, otros como un poderoso guerrero, otros como un maestro y otros mas como a un hijo, como es el caso del Gran Anciano.

 Bijain les enseño a pelear para defenderse, aunque solo unos cuantos aceptaron el reto de ser guerreros, no obstante, cualquiera de ellos podría hacerle frente a un saiyajin normal. Fue ahí que nació el Clan de los Guerreros que defendían al planeta Namek.

 — Abuelo…esos invasores… ¿Quiénes son? — Pregunto lleno de curiosidad el pequeño namekiano, que servia de asistente al Gran Anciano.

 — Exactamente no lo se, pero ellos vienen en busca del Señor Caos — El niño mirando al horizonte respondió: — El Señor Caos…es el universo mismo, esta en todas partes, tendrían que destruir al universo para matarlo…y eso es imposible… ¿Verdad abuelo?

 El Gran Anciano  abrazo tiernamente al niño haciéndole entender que no se preocupara, que los espíritus de la esfera del dragón protegerían a todos los seres vivos.

Planeta Saiyajin

— Tu…tu serás mi mascota perfecta ­— Dijo Parrasio quien esquivaba cada  ataque de Alliance quien estaba convertido en un Ozaru Dorado.

— La esfera naranja…— Alliance traía en la incrustada en la frente la esfera del dragón de las dos estrellas. Esto llamó poderosamente la atención de Parrasio, quien ágilmente salto desde el suelo apoyándose sobre las piernas del simio gigante hasta llegar a la frente de este.

— Es una belleza, siento un poder místico dentro de esta esfera — El rostro avaro de Parrasio se reflejaba en la esfera del dragón. El reflejo mostraba un asombroso cambio: La armadura que hasta ese entonces era dorada se torno en al color de la negra noche con vivos plateados, su cabello se decoloro hasta convertirse en blanco totalmente lo mismo que sus ojos. Era el modo Berserker.

— ¡Tomare esta esfera para mi! — Grito desgarradoramente Parrasio quien con sus manos sujetaron fuertemente la esfera con la intención de sacarla por la fuerza de la frente de Alliance. Pero este reacciono rápidamente y lo sujeto con su enorme mano tosca y fuerte.

— ¿Qué vas hacer? ¿Me vas a triturar? — Dijo burlonamente Parrasio, quien no quitaba la mirada de encima de la esfera de dos estrellas.

­— Esa esfera yo la quiero, yo la quiero — Una explosión de poder emano del cuerpo de Parrasio que cegó completamente a Alliance pero aun así no lo soltó. Lo único que logro fue que el simio dorado se enfadara más. Tomando vuelo, estrelló a Parrasio contra el suelo con todas sus fuerzas, lo hizo una y otra vez, sin que el guerrero de Ares opusiera resistencia.

— Este maldito….tiene una enorme fuerza…— dijo Parrasio escupiendo sangre.

— Bien, bien Alliance, tu raza tiene esa característica mortal, ya se porque Caos se fijo en ustedes, particularmente en ti Alliance ­— El Ozaru bramó fuertemente al escuchar esa voz, la podía reconocer, era la de Bijain, quien hasta ese momento había observando pasivamente el curso de la pelea desde que Alliance se convirtió en un ozaru dorado.

— Tu…— Era increíble, en su estado salvaje, Alliance era capaz de articular una rasposa y gruesa frase.

Parrasio energizó trabajosamente su cuerpo y dijo:

— Es hora de ponerse serio…—  La punta del gran pincel que portaba se convirtió en un sable filoso con detalles labrados artísticamente. Solo basto energizar un poco más su cuerpo para que las heridas superficiales se curaran al instante.

Repentinamente Alliance lanzo un desgarrador bramido, Bijain fue testigo de cómo la cola del Ozaru se desprendía de su cuerpo. Era Parrasio quien en un abrir y cerrar de ojos cortó fácilmente la cola.

— Ahora seguirá la cabeza y así obtendré esa esfera — La actitud de guerrero de Ares había cambiado, ahora se mostraba más cuerdo y sereno, su mirada estaba llena de determinación.

— Si el no es capaz de salvar su cabeza no será capaz de ser un guerrero de Caos — Pensó Bijain mientras observaba desde las alturas de los cielos.

— Observa como rueda la cabeza de esta pobre bestia y mira como me apodero de la esfera— Dijo calmadamente Parrasio a Bijain.

— ¿Crees que no me había dado cuenta de tu presencia? — Agrego Parrasio. Alliance luchaba por mantenerse de pie y en momento se dio cuenta de las intenciones de Parrasio de modo que le dio tiempo de defenderse con su brazo.

— Toda pintura es un instante — Dijo Parrasio mientras limpiaba con un pedazo de lienzo la sangre de su sable. El guerrero de Ares corto el brazo del aun Ozaru Alliance. Este nuevamente grito del dolor que le produjo el corte certero.

— Alcanzo a ver que también posees una esfera, pero en el pecho —

— …— No había respuesta por parte de Bijain llevándose la mano a su pectoral, en donde se hallaba la esfera de siete estrellas.

El cuerpo de Alliance poco a poco fue perdiendo su forma bestial para retomar su forma humana aunque seguía conservando su estado de supersaiyajin, pero esta vez su cabello era tan largo que le llegaba a la cintura.

— Veo en tus ojos una fiereza y una voluntad inquebrantable, aun y cuando te hace falta tu brazo derecho, aun y cuando la sangre no deja de correr, quieres pelear…entonces, dejare mi modo Berserker para estar a tu nivel de pelea… ¡Y  usare tu sangre para pintar mi lienzo! — Grito Parrasio quien en cuestión de segundos regreso a su estado normal, con la armadura dorada y su mirada de esquizofrenia.

— Pintura Oscura

Un gran lienzo apareció a espaldas de Alliance atrapándolo como  a una mosca. La intención de Parrasio era la de apoderarse totalmente de la voluntad de Alliance haciendo un cambio de sangre, una especie de trasfusión que consistía en extraer hasta la ultima gota de la sangre de Alliance para ser sustituida en la misma cantidad por la sangre de Parrasio. Para completar la posesión, la sangre de la victima debía correr por las venas del agresor, es decir, la sangre de Alliance seria de Parrasio y viceversa.

— No perderé…no volveré a perder — Dijo débilmente Alliance…era tarde, Parrasio ya había comenzado con la posesión llamada “Pintura Oscura”. Poco a poco sentía como sus pensamientos, sus anhelos, sus deseos se iban perdiendo para dar paso a los sentimientos más oscuros de crueldad y de avaricia, sentimientos homicidas.

— Después que termine con el chico mono, seguiré contigo, porque una sola esfera no me será suficiente —

— Ya vi lo que tenia que ver — Dijo sonriendo Bijain

— Ese chico solo era una farsa, solo era un espejismo — Agrego Bijain con desden.

— ¿Entonces quiere decir que me puedo quedar con la esfera? — Pregunto infantilmente Parrasio a lo que Bijain contesto: — Puedes tomarla, pero si no logras descifrar el secreto que hay en las esferas, vendré personalmente por ti y te cortare la cabeza. Por ahora me voy, me siento decepcionado…como te dije…ese chico resulto ser una farsa — Dijo Bijain mirando entre ojos la humanidad derrotada de Alliance.

— Ese hombre te desprecia por lo que veo…pero descuida, ahora serás mas despreciable porque no tendrás voluntad propia — Así le dijo Parrasio a Alliance tomándolo de la barbilla solo para abofetearlo y reírse de el.

— Mira como estas: desnudo y sin ilusiones — Seguía vociferando Parrasio. Era inevitable que las lágrimas rodaran por la mejilla de Alliance, quien se resistía a doblegarse.

— Es inútil que luches, la sangre nueva que ahora recorre tu cuerpo, esta llena de inmundicia, misma que te sujetara como fuertes cadenas…en breve serás mió…—

— No me rendiré….no me rendiré…no debo…no debo…no debo…— Diciendo eso, Alliance expiro.

 

***

— Alliance, Alliance despierta…lo que el hombre llama inmundo no lo llames tu asi…es menester que todos venzan la inmundicia interior, es menester que exista la maldad y el bien, el amor y el odio, la alegría y la tristeza, para que el hombre elija por si mismo que es bueno para el. Ahora Alliance, eres libre para elegir  el camino de la inmundicia o el camino de la libertad…

 

— ¿Quién eres? —

— Mejor dicho, pregúntate quién serás tú después de tomar tu decisión

***

— La obra ha finalizado…levántate Alliance, eres ya mi esclavo tu sangre ahora recorre mis venas y la mía esta presente en todo tu cuerpo — Alliance, lentamente bajo del lienzo y levanto la cabeza esbozando una sonrisa

— Es menester que el hombre venza toda inmundicia—  Los ojos de Parrasio se llenaron de terror al ver que Alliance actuaba por si mismo.

— ¡No puede ser posible! —

— Si, si lo es — Bijain había estado a punto de marcharse cuando sintió una poderosa influencia que descendía sobre Alliance, la cual perfectamente de donde provenía ese inmenso poder.

 — El siguió creyendo en el aun cuando yo le di la espalda a ese chico — Agrego Bijain con lagrimas en los ojos.

 — Ahora se que es lo que esta esfera tiene en su interior… ¡Bijain!… ¡Obsérvame atentamente…soy Alliance, el saiyajin que posee el espíritu del dragón de la esfera de dos estrellas! —

Cual si fuera de las mismas cenizas, el orgulloso saiyajin se levantó lleno de poder cuan nunca antes había mostrado, las partes de su cuerpo que había perdido habían sido restauradas a su forma original. Su ki brillaba muchísimo mas que antes, su cuerpo se lleno de un pelaje rosado oscuro y su cabello ya no era dorado sino negro.

Su poder era tal que el mismo Kasuki que se encontraba peleando con Meleagro lo sintió: — ¡Por fin ha despertado! ¡Sabia que ese chico lo lograría! 

Por su parte Sogetzu quien se encontraba cerca del arribando al planeta Namek, también noto el despertar del saiyajin. Incluso los demás guerreros de Ares…ellos también se dieron cuenta.

 — Así que ese el verdadero poder de un Guerrero de Caos…— Dijo Alcipe quien se encontraba con Cinco, el de la Armadura del Gigante.

— Alcipe, a donde se fue Nerianne — Pregunto Anteros, el de la Armadura la de la Venganza del Corazón.

— Ella es libre de ir donde ella quiera…— Respondió retadoramente Eveno, el de la Armadura del Río Peligroso.

 Planeta Namek

 — Ese Caos del que hablan… ¿es el mismo patán que expulsamos como  a un perro del Olimpo? —

 — ¿Quién eres tu? ¿Cómo llegaste hasta aquí? —

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s