28. Cinco el Gigante

 — ¡Disparen! — Fue la orden estricta de Ruiar al ver el cuerpo de Alliance en caída libre. Las armas de los soldados saiyajines se iluminaron nuevamente anunciando un torrencial de muerte.

 “¿Tienes poder?”  Era la misma frase, Alliance estaba harto esa pregunta despectiva.

 ¿Te parece poco lo que tengo? Mascullo Alliance, al borde de la inconsciencia.

 

— ¡Les dije que no se metieran! — Gritó Raise que ya tenía sujetado a Alliance del cuello, los soldados no  vieron a qué horas se movió. Las ráfagas mortales salieron disparadas dibujando miles de líneas azules que iban directo a donde estaba Raise y Alliance.

 Repentinamente una luz cegadora a semejanza del sol, emergió del pecho de Alliance haciendo desaparecer a ambos saiyajines al instante.

 — ¿Dónde estamos? — Preguntó Raise llevándose la mano a la cara para protegerse de las luces que habían en el lugar. Estaba encerrado en una esfera transparente que al parecer lo protegía del magma que se encontraba debajo de el. Miró a Alliance que estaba del otro lado de lo que parecía una enorme cueva. La atravesaban varias líneas rojas de energía, parecían tener vida propia ya que se movían como sigilosas serpientes clavándose en lo que tenía el aspecto de un enorme huevo.

 De pronto ambas esferas se movieron lentamente hacia el centro. El magma comenzaba a moverse peligrosamente y amenazaba con tragarse a Alliance y Raise.

 Una repentina nube de partículas oscuras comenzaron a emerger del vapor que emitía el magma, esta poco a poco se fue solidificando hasta crear una forma humanoide. Era un niño que aparentaba cinco años de edad, de cabello alborotado de color verde  y piel pálida.

 — ¡¿Quién eres tú?! — demando Raise.

—El es “Ryan Shinron”…el espíritu del dragón de la esfera de dos estrellas — Respondió Alliance trabajosamente, mientras fijaba su mirada a su pecho, la esfera de dos estrellas que antes había estado incrustada en el, ahora ya no estaba, en su lugar había un boquete por el que se podía ver parte de los órganos vitales de Alliance. Una larga cadena extendía hilos platinados hacia sus pulmones, corazón y demás aparaos vitales, el otro extremo de la cadena, se explayaba hasta llegar al vientre del niño.

 — ¿Qué significa esto? — Gritó Alliance espantado, alcanzando a ver que el hueco atravesaba totalmente su caja torácica.

 Ryan se acercó caminando sobre al magma hacia la burbuja que tenia encerrado a Alliance. Lo miró a los ojos fijamente por breves segundos

 — ¿Sabes porque no ha explotado su planeta aún? —Preguntó con sarcasmo el niño, cuyo poder hacia mover el caliente magma del lugar.

 Alliance no dijo nada.

 —Es la misma razón por la que no has muerto. Es por mí poder el que el día de hoy estes vivo.

 — ¿Qué quieres decir?

  —Tú moriste en aquella ocasión en que el tal Parrasio intento apoderarse de ti. La técnica que el aplicó sobre ti, consumió casi en su totalidad tus órganos vitales, la cadena que ves, es la que te ha mantenido con vida desde ese tiempo hasta ahora.

 — ¡¿Y porque diablos la tengo yo también!? — Gritó Raise también espantado, su cuerpo estaba cubierto por delgados filamentos metálicos.

 —Este es el centro de su planeta, es tan ardiente como la superficie de cualquier sol…

 — ¿Estoy muerto? …Raise hizo explotar su ki lleno de rabia e impotencia. — ¡¿Como me pude meter en esto?! — Dijo gritando.

 —En estos momentos…se puede decir que su vida pende de esta delgada cadena plateada…demuéstrenme quien tiene poder…su energía será canalizada a través de estas cadenas a esta esfera de dos estrellas…si uno de ustedes logra encenderla, el primero que lo haga vivirá y tendrá todo  mi poder.

 Satélite Natural Sodes del planeta Saiyajin.

 Los blurnianos apostados en la base lunar, se percataron de la aproximación a gran velocidad  de un objeto inmenso, cuyas dimensiones hicieron pensar que pudiera ser un meteoro. Pero no lo era, un mayor acercamiento les permitió ver de cerca a ese objeto no identificado, era de aspecto de un rombo, aunque los extremos, por decirlo así, eran más largos que las otras puntas. Eran parecidas a unas enormes alas planas que se movían graciosamente como si se tratara de su vuelo en las profundidades del mar. Los precavidos blurnianos interpretaron la trayectoria de ese inmenso cuerpo como un seguro ataque a sus instalaciones, cosa que los asombro porque la base blurniana estaba camuflajeada de tal modo que la hacía parecer invisible. Así que comenzaron a disparar certeros disparos desde sus cañones lunares. Sin embargo, estos no hicieron mella en la colosal figura que poco a poco fue “tragando” en sus fauces todo el complejo de los blurnianos, destruyendo todo a su paso. No quedando ni una sola estructura de pie.

 Mientras tanto, en la superficie del planeta Saiyajin, los soldados saiyajines había recorrido toda la ciudad en busca de Alliance y Raise, ignoraban que ellos se encontraban en el núcleo del planeta en una pelea por la vida. Ruiar estaba consternado, sus potentes detectores de energía vital se habían enloquecido.

 — ¡Capitán Ruiar, nuestros registros nos informan de gran parte de  la luna Sodes desapareció en cuestión de segundos!— Dijo uno de los operadores de la base, quien en seguida mando a reproducir las imágenes en las pantallas.

 — ¿¡Pero qué diablos!? —Los ojos de Ruiar se abrieron más de lo normal, lo que  destruyo parte de la luna, ahora venía a una velocidad imparable.

 — ¡Preparen la evacuación de la cuidad, la gran cúpula no soportara el impacto!— La alarma comenzó a sonar como nunca, llamando la atención de todos los saiyajines, reconocieron la alerta como la llamada a evacuación.

 De pronto

 — ¡Señor! Ese objeto está perdiendo masa, está perdiendo su tamaño—

 Las imágenes en la pantalla no podían ser una mejor noticia, cada metro que el extraño objeto avanzaba iba perdiendo  tamaño. Pero su velocidad no disminuía, al contrario aumento más.

 —Preparen los cañones, es hora de probar lo que esas sanguijuelas los dieron. Dijo Ruiar refiriéndose a la tecnología militar que les proporcionaron los blurnianos.

 — ¡Señor Ruiar!

 Los cañones ni siquiera se habían alistados cuando el objeto se estrelló contra la cúpula que protegía a la ciudad haciéndola añicos. Todo era un caos, los habitantes apenas y se estaban reuniendo para la evacuación cuando de súbito cayó ese monumental objeto que arraso con todo a su paso, las grandes construcciones cayeron a tierra. Cientos de miles murieron en ese momento. Todo era confusión para los saiyajines.  Solo sobrevivieron los centenares de soldados que aun se encontraban en los aires antes del deceso.

 Fin del modo berseker

  Una voz cavernosa escuchó con suma fuerza en todo el lugar. La voz provenía del objeto lo más profundo del cráter de casi mil metros de diámetro y veinte metros de profundidad.

 Ante ello, la respuesta de los furiosos saiyajines que se encontraban en el lugar fue la de abrir fuego a quema ropa, levantando una gran columna de polvo. Tres de ellos bajaron desafiantemente hacia el cráter para ver lo que había quedado después de semejante ataque. También Ruiar estaba furioso de ver su reino desmoronarse,

 Nivel uno…aumentado masa corporal al veinte por ciento

 Repentinamente un gigante emergió del cráter, sosteniendo su enorme puño los cuerpos aprisionados de los saiyajines.  El gigante gruño fuertemente, su tamaño colosal alcanzaba los cien metros de altura.

 —Alliance…Tráiganme a Alliance como ofrenda—Dijo el gigante. De nueva a cuenta esa voz volvió a oírse por todo la cuidad, cada oído escuchó la tenebrosa voz de aquel gigante cuyo aspecto era terrorífico, llevaba puesta una coraza plateada cuya superficie era admirablemente lisa en su mayor parte. Todo su cuerpo estaba cubierto por el metal, exceptuando las articulaciones que estaban desprotegida. El rostro era el de un humano, de quijada cuadrada y barbas negras, piel curtida y cejas muy pobladas. En la mano traía lo que parecía ser su casco que a los lados tenía varios picos afilados. En la otra mano traía una inmensa cadena oscura con eslabones gruesos, a semejanza de las cadenas que traen los barcos de guerra.

 Ruiar observó al gigante que era visible desde cualquier parte de la cuidad. Él  lo reconoció, era uno de los extranjeros que habían venido justo hacia un mes atrás.

Su mente lo transportó hacia el momento en que uno de ellos le había prometido el poder. El poder lo tenía ahora, tenía bajo sus órdenes a cientos de miles de soldados dispuestos a ejecutar cualquier orden que el diera.

 ­—Soldado, crea una luna artificial ahora— dijo Ruiar apretando fuertemente los dientes, “Alliance es mío, así como este planeta. Nadie me quitará lo que me ha costado trabajo obtener: El poder sobre esta raza” pensó Ruiar mientras recogía su larga capa roja.

 —El tamaño de ese sujeto es tan grande como nuestra grandeza, su gran cabeza será el trofeo para nuestra raza y será un ejemplo para el resto de la galaxia— Dijo el segundo al mando.

 El gigante comenzó a moverse lenta y pesadamente en un principio. Pero conforme se siguió moviendo, su movilidad fue haciendo más ligera.

 Una explosión pinto el cielo oscuro con una luminaria artificial, una luna repleta de esplendor que provee del poder para que los saiyajines se conviertan en poderosas bestias sedientas de guerra, de sangre, de pelea.

 De forma mística, cada habitante de la ciudad, fue convirtiéndose rápidamente en grandes gorilas, salvajes y feroces, todos con excepción de la corte real, quienes tomaron una nave para alejarse del lugar que pronto se convertiría en el escenario para una segura masacre.

 Mientras tanto, no muy lejos del planeta Saiyajin, una grieta comenzó a aparecer en la materia oscura, se trataba de una puerta dimensional rodeada de relámpagos. Esta se abrió de par en par y de ella salieron disparados dos luminarias a gran velocidad con rumbo el planeta Saiyajin. Una de ellas emanaba un poder enorme, era un poder divino que bien podría representar una serie amenaza para Caos…

……………………

 ¿Qué es lo que pasará con Alliance y Raise?

¡Los saiyajines están por convertirse en las bestias Ozarus para pelear por su orgullo en contra del Berserk!

¿Quiénes serán las dos luminarias que van rumbo al planeta Saiyajin?

 

 

 

Nos vemos en el próximo capítulo!

Anuncios
comentarios
  1. Coyote Cojo dice:

    Como que ya se anda tardando de destruir el planeta saiyan ¿ya van 5 minutos?

    Está bien el capítulo pero no entendí bien lo del gigante, ¿Essos gigantes eran socios de los saiyajin o solo es un trato con Ruiar por tener el poder?

  2. elhazardmx dice:

    Ha! Pense que habia quedado claro respecto a que el planeta iba a explotar en cinco minutos 😦

    Ryan, le pregunta a Alliance que si sabia porque el Planeta aun no explotaba, le dijo que era por la misma razon por la que Alliance no habia muerto: Por el poder de la esfera de dos estrellas, el espiritu del dragon, ha sostenido al planeta saiyajin con vida, el esta evitando que el planeta explote.

    Respecto al gigante, es Cicno, asi debi haberlo escrito pero ya se le quedo Cinco, es el berserker que habia quedado de derrotar a Alliance.

    Gracias por seguir leyendo el fic, te lo agradezco mucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s